Ídolo

Ídolo
Morrissey

miércoles, octubre 11, 2006

Un hombre de letras

Todd dice:
Por Dios, cómo crees que me voy a aguantar las ganas de no hablar contigo
Todd dice:
Eso hice hoy apenas llegaste
Dalilah dice:
No me digas eso
Dalilah dice:
Que me convierto en flan
Todd dice:
Ya lo dije...
Todd dice:
Demasiado tarde
Dalilah dice:
Me convertí en flan entonces
Dalilah dice:
ja
Todd dice:
(Hay momentos en los que consigues dejarme speechless y lo único que salen de mí son boludeces como "ya lo dije... demasiado tarde")
Todd dice:
jajajaja
Todd dice:

Dalilah dice:
Speechless
Dalilah dice:
Te cuento una hostoria
Dalilah dice:
Historia
Todd dice:
Dale
Todd dice:
Cuéntame
Dalilah dice:
La del hombre que tenía un hombro de letras
Todd dice:
Dale
Dalilah dice:
xxx
Todd dice:
dale
Todd dice:
DALe
Dalilah dice:
es que no puedo dibujar su hombro
Todd dice:
yo imagino el dibujo
Todd dice:
improvisa en la representación
Rocío dice:
pero es el típico dibujo en las época arcaicas nos hacían dibujar con una máquina de escribir
Dalilah dice:
es un hombre de letras
Dalilah dice:
pero no por culto
Dalilah dice:
sino porque su perfil está hecho de letras xxxxx
Dalilah dice:
pero no es pornográfico
Dalilah dice:
solo está confundido
Todd dice:
pues estás improvisando bien
Dalilah dice:
el hombre de letras me prestaba su hombro de letras cuando yo estaba triste y se lo empapaba todo con mis lágrimas
Dalilah dice:
entonces él tenía que someterse a una sesión de secado intenso, si quería volver a verme
Dalilah dice:
porque yo con mis lágrimas lo empapaba todo, tanto que se volvía tan frágil y podía romperse en cualquier momento
Dalilah dice:
porque era de papel
Dalilah dice:
y tú sabes que el papel es muy frágil cuando se moja
Todd dice:
claro
Dalilah dice:
además, él solo podía verme muy poco, porque tú sabes, la tinta no era indeleble, y con tanta lágrima pues estaba por desaparecer después de un año de haberme prestado su hombro
Todd dice:
y cómo hizo?
Dalilah dice:
así que luego tuvo que prestarme el otro, puesto que un día, el hombro donde yo solía recargarme, desapareció. Se borró por completo
Dalilah dice:
entonces me prestó el izquierdo
Dalilah dice:
una vez que me tropecé en la calle y me torcí un tobillo
Dalilah dice:
le busqué para que me preste su hombro y fue tanto mi llanto que terminé por borrar ese hombro también
Todd dice:
y qué pasó de ahí
Dalilah dice:
entonces el pobre hombre de letras se quedó sin hombros y se entristeció mucho porque yo no tenia donde recargarme
Dalilah dice:
y yo le dije: No importa, yo no voy a llorar y así puedes seguir escrito/dibujado en el papelito
Dalilah dice:
Él se puso feliz y yo un poco inquieta porque no sabía si en realidad podría cumplir mi promesa
Todd dice:
y cómo se definió todo
Todd dice:
estás en esa inquietud?
Dalilah dice:
Entonces la cumplí
Dalilah dice:
sí, la cumplí durante algunos meses. Ya no lloré por nada
Dalilah dice:
y sí, evité caerme o al menos herirme, poniéndome esponjas en el cuerpo
Dalilah dice:
y no le llamé, puesto que ya no lloraba
Dalilah dice:
Ya no sabía para qué llamarlo, con qué motivo verle
Dalilah dice:
y me olvidé de él
Dalilah dice:
de las letras xxxxxxx y de todo
Dalilah dice:
de la calidad de su papel y de las manchas de lágrimas que yo había dejado en él
Dalilah dice:
Pero un día que iba caminando por la calle
Dalilah dice:
luego de muchos años en los que no había llorado
Dalilah dice:
encontré un papel hecho puñete, sobre la banca de aquel parque en donde yo me sentaba a borrar sus hombros cada vez que me caía.
Dalilah dice:
Abrí el papel...
Dalilah dice:
al tocarlo sentí que estaba húmedo
Dalilah dice:
Cuando lo vi, solo había manchas borrosas grises que aún goteaban por la faz del papel
Dalilah dice:
Creí ver un par de equis que asemejaban un zapato abandonado...
Dalilah dice:
FIN

Todd dice:
insisto....
Todd dice:
en este momento te doy un abrazo de ficción...
Dalilah dice:
yo también...
Dalilah dice:
esta historiecilla que la acabo de inventar en la marcha
Dalilah dice:
es para ti
Todd dice:
si ves mi foto?
Dalilah dice:
si
Todd dice:
mírala bien....
Todd dice:
pero muy bien
Dalila dice:
Ok
Todd dice:
la ves?
Dalilah dice:
si
Todd dice:
bueno....
Todd dice:
sonríe por ti...
Dalilah dice:
..........
Dalilah dice:
en los puntos va un sentimiento que acabas de provocarme que no puedo describir
Dalilah dice:
Pero se asemeja a las lágrimas de felicidad

10 comentarios:

Falcon dijo...

Bonita historia, bonitas letras
Saludos

Micifús dijo...

Oye mujer, revisa bien la conversación. No te he visto conectada, como para decirte más directamente por qué revises.

********

Dalila dijo...

No te cacho Micifús, explícame por qué debería revisarla

Micifús dijo...

Es que conversan tú y Todd y de repente sale una tal Rocío que no sé de dónde. Eso.

********

Dalila dijo...

jeje
gracias

Anónimo dijo...

La conversación más cursi y pelotuda que leí

Dalila dijo...

Sí, es super cursi y qué.

Cuál es el problema de ser cursis. Si es lindo ser cursi.

I'm just a girl, no tengo por qué fingir nada más.

Fernanda C. Toscano dijo...

¿Cuando alguien va a matar al usuario anonimo?.
Me gustaria enviar a asesina sin sueldo con su espada de Zatori Hanzo, y el problema no se encuentra en que ignoremos su domicilio u horrible cara. Lo que sucede es que ella no quiere ensuciarse las manos.
Saludos Dalila.

Anónimo dijo...

El usuario anónimo somos todos. La voz sin poses ni consideraciones. La voz que siendo amiga dice las cosas que el resto calla. Y es verdad. Dalila "it´s just a girl" tiene todo el derecho a decir lo que quiera, solo que en este caso fue como esperar un escrito como los que estabamos acostumbrados y en su lugar recibimos una entrada a un concierto de Paris Hilton.

Anónimo dijo...

Anonima es Rocío, que prefiere ser Dalila.