Ídolo

Ídolo
Morrissey

martes, octubre 03, 2006

Y nos vamos poniendo techno

¿De qué habla uno cuando no tiene nada de qué hablar? ¿Qué puede contar uno de su vida cuando todos los días pasa lo mismo? ¿Cómo surgen polémicas informales acerca de temas de interés común cuando nuestra capacidad crítica se agotó? Me pregunto esto hoy. Y lo hago puesto que aún me asombra la capacidad verborreica que todavía encuentro en mucha gente, capacidad que yo a veces creí agotada y que sin embargo me sorprende día a día. Quizás tenga que ver con el medio en el que cada una de estas personas se desenvuelve. Hay lugares donde la información es un caldo de cultivo de la polémica. Siempre tiene que pasar algo. Sería fácil nombrar a los medios de comunicación, y su ir y venir de noticias y opiniones, pero me interesan otros sectores menos "formales". Un lugar de trabajo común y corriente, una oficina burocrática, un buró de abogados, una tienda por departamentos, el camal, el puesto de frutas en el mercado, en fin qué se yo. De qué se habla en estos lugares. Tengo graves sospechas de que se habla siempre de lo mismo. Siempre se recorta la misma tela y se teje el mismo mantón que será destejido constantemente para volver a empezar. Penélope en Itaca.
Aunque ayer haya habido un accidente con cien muertos, hoy se habla igual que ayer, y por simples probabilidades estadísticas, que un accidente así vuelva a ocurrir en un par de años no es una idea tan descabellada. Pero, por otro lado, qué se puede decir acerca de algo, cuando ya se ha opinado lo suficiente a lo largo de nuestras vidas. Y es que sí, en efecto, todo el tiempo estamos opinando. Esto es bueno, esto es malo o esto es más o menos. Hasta no emitir opinión alguna es opinar. ¿Somos concientes de que siempre procedemos de la misma manera aún cuando pensamos que podemos ser contradictorios en nuestras acciones? Los años pasan y la ilusión del progreso o en nuestro actual caso, el avance de la tecnología nos ha querido mostrar un cambio de contexto social, ideológico, urbano, etc. Contexto que no deja de ser un espejismo de nuestras construcciones materiales. Es cierto que la conciencia del cambio está presente en las sociedades, y que identificamos la diferencia entre un siglo u otro, entre una época u otra, entre una etapa u otra, por medidores tan simples como el status quo. Sin embargo, despojándonos de toda la aparatosidad dentro de la cual vivimos, quitándonos las plumas de pavo real, aún quedan sospechas del "no hay tal". Nos hemos adaptado a lo que hemos construido de una manera tan arquitectónica que en gran medida el pensamiento contemporáneo surge del objeto inanimado y su desarrollo, y no del ser animado y su desarrollo. Y que no se confunda con el materialismo dialéctico, el cual, es a la final una respuesta concreta a la necesidad de una progresión estructurada. A esa angustia que produce el no hallar un porque sí. La causa encausada.
En fin que lo que nos da ahora el pensamiento contemporáneo, que incluye la opinión popular y todo, son sustitutos artificiales de los agotados temas humanistas. Creo que hoy estamos pasando por la etapa del techno existencialismo. Las reflexiones humanas del techno hombre cuyas pautas de pensamiento -por lo tanto de opinión y crítica- surgen de ese nuevo mundo inanimado que ha creado y que es capaz de sustentar toda una filosofía del progreso tecnológico. Una redundancia constante auto generada sobre un materialismo de papel. Hoy en día vivimos la era del techno discurso, con todas sus techno lecturas, lo cual no necesariamente se descifra en primera instancia. Al parecer la gente sigue hablando de lo mismo y sigue anhelando lo mismo, sin embargo, mis anhelos y deseos hoy en día pasan por el MSN, y por los mensajes de texto de mi celular...

7 comentarios:

Eduardo Varas C dijo...

Dal, todo termina siendo una situación de formatos, no de espacios... porque ese espacio para las preguntas no ha variado en tantos siglos que tenemos como especie en la tierra, pero el formato sí.

...el corso y el ricorso, no hay nada nuevo bajo el sol, el eterno retorno...

De acuerdo, incluso cuando no tenemos nada que criticar, esa proceso de 'no tener' es un instante de opinión y criticidad... Pero ES, la opinión simplemente es.


Hoy Penélope no está sólo en Itaca, sino en una canción de Joan Manuel Serrat o en un plagio barato de Maná...


Un saludo techno.

Dalila dijo...

Ah sí, claro, en el muelle de San Blas. Y acuérdate, Diego Torres hizo un cover de Penélope. Como para ambientar todo lo dicho mismo.

Eduardo Varas C dijo...

Sí, Penélope también está en los berreos de Torres... lo había olvidado.

Oye Dal, hay un proyecto por acá en el que nos gustaría contar con vocé. Pasame un email para escribirte y explicarte en qué consiste eso...

ya sabes, esta época de comunicaciones virtuales...

Saludos

F dijo...

Creo que ya hemos dicho de todo, necesitamos volver a escuchar, estamos saturados de todo: música, imágenes, arte, violencia, obras de caridad, autos, sexo.. extraño el silencio y poder ver el mundo más allá del monitor.

A propósito el mejor lugar para escuchar chismes se me ocurre una reunión para elección de directiva del colegio de secretarias.. jeje

ya eso.. saludos.!

Micifús dijo...

El tema del existencialismo siempre se ha mantenido, solo que con distintos matices y complementos o pretextos. Antes si alguien no hallaba sentido se suicidaba con pistola o puñal (obvio que sigue pasando), ahora si alguien se angustia por la falta de sentido se suicida virtualemnte no conectándose al msn o cambiándose de nick -o sin nick- o en el celular decide no responder o apagarlo...y así, hay distintas modalidades de techno muertes, pero es un tema constante en todos.

Dalila dijo...

Eduardo, Me parece bacán tu propuesta, de hecho sería interesante contactarse para realizar así proyectillos inter regionales sin pretenciones. De lado y lado hay. Mi mail es el siguiente: eeetzanza@yahoo.com, con todo creo que en tu profile está tu mail así que te voy a escribir un correo para que grabes mi mail. Slds.

F:
Pucha, de una la secretaria bilingue. Ja ja ja. En efecto, hay que darse tiempo hasta para cerrar el pico y disfrutar del silencio. Y típico que cuando haces eso, aún creyendo estar en un muy sano silencio, alguien te saca del paraíso diciéndote: ¡oye, qué te pasa! ¿Por qué no hablas?

En fin, el eterno palo porque bogas y palo porque no bogas.


Mici Mici, Genial descripción de las nuevas formas de suicidio. Es cierto, ahora tenemos por lo menos la capacidad de desaparecer virtualmente.. Decidir ser visibles o no. Caray, buen tema de discusión.

Un abrazo,

Dal.

Micifús dijo...

las techno muertes, de hecho me parece haber adelantado algo de un cuento en proyecto... en todo caso...

********