Ídolo

Ídolo
Morrissey

sábado, septiembre 16, 2006

No llores por mí

Tengo que taparme los oídos y consagrarme a la furia.
Consagrarme a la furia silenciosa o sorda.
Furia sorda, no entiende nada,
Ya nadie le habla y no lee los labios.

La furia va al cine, consagrada a mí
Y nunca comprende la película,
Ella solo lee libros.
Porque eso sí, ciega no es.

Ayer cerrando la boca leyó a Pedro Juan Gutierrez,
Leyó a Fernando Vallejo y a Clarice Lispector,
Y yo, consagrada le dije:
Furia, Pedro Juan recogía latas.

Por su parte, la furia prefiere a Clarice.
Aunque Vallejo le incite a ponerse audífonos.
Yo dormí con ella a las dos de la mañana.
Me consagré a la furia sobre mi almohada.

2 comentarios:

%%%%%%%%%%%%%%%%% dijo...

furianámbula_descomulgada

Eduardo Varas C dijo...

La furia simplemente surge y ¿qué se puede hacer con ella?