Ídolo

Ídolo
Morrissey

sábado, septiembre 23, 2006

Relaciones del arte y la literatura en el indigenismo




Esta mañana en el museo.


El padre que explicaba a sus hijas los cuadros de Miguel Rendón, de Camilo Egas y de Kingman. Él lo sabía todo y las niñas confiaban tanto en su sapiencia, que no dudaban ni por un segundo de que esa era la verdad. Sí, los indios cosechando maíz, era en efecto un cuadro de indios cosechando maíz. Los indiecitos dando la vuelta a un molino, era claro, indígenas en un trapiche de caña. Unos indios que antes cargaban así cosas en la espalda, eran indios cargando comida para los blancos. ¡Ah! Huasipungo es un libro bien bonito que trata sobre una hacienda y los indios que trabajan así y se comen... y se comen... Pues para qué decir más. Yo solo observaba y seguía a esa familia de una candidez urbano mestiza, el padre de un metro cincuenta, la madre diez menos. Las niñas morenas, juguetonas, de colores. Todo era bonito. Yo solo podía seguir su rastro de interpretación directa, descomplicada, de lejos. Quería acercarme más, pero mi cuerpo era muy grande al lado del suyo. Me tenían miedo, lo sé. ¿Quién era esa metiche que les perseguía a tres pasos en cada cuadro del museo. Quién era. Era yo, tratando de saborear el zumo primero que nos donan los sentidos. El genial discurso directo, sin vanos traspasos intelectivos. Ese era el conocimiento en bruto. El más valioso. El padre era un erudito en descripción de escenas y escenarios, la mujer disfrutaba de los perritos y los choclitos, y las niñas aclamaban los trazos perfectos: ¡Qué lindo este cuadro papi! Sin duda, Camilo Egas, con sus insólitos indios fibrosos, largos, estilizados, descomunales, pues sí, en efecto pinta muy lindos cuadros. No se equivocaban. Y yo solo les seguía, para aprender de su sencillez. Era una ambrosia deliciosa. Estuve seducida por la escatimación espontánea de recursos intelectuales. No tenían que demostrar nada, solo descubrir la simple visión de la belleza en bruto y punto. Ellos ven escenas, ellos comprenden las escenas y las interpretan de una manera más limpia. Cero borrascas. Un refrescante recorrido, sin duda.


Pero…
Yo luego tuve vergüenza ajena (Del curador, del historiador de arte, del dueño del circo, en fin de quien sea el responsable de semejante estupidez). No sabía cómo explicarle a mi cuerpo y a los gestos de mi cara que no se incomodasen por aquel espectáculo absurdo.
El despojo identitario del contexto indígena, que a través de trastocar su hábitat y convertirlo en la hacienda, se vuelca en contra de sí, volviéndose un sitio inhóspito, donde la otredad se aunula y la capacidad de alteridad se ve frustrada en un hundimiento identitario... bla bla ¡Ahhhhh! Aquel hombre, padre de familia respetable, trataba de respaldar su conocimiento, leyendo en voz alta los recuadros "guía" pegados en la pared. Perdido en desconocidas teorías sazonadas con una terminología sociológica exquisita. En fin, el hombre se asombraba de no entender nada y seguramente se sintió ignorante. Yo me pregunto, mierda, ¿Cómo se atreven a segregar y a menospreciar al ciudadano común de este modo? Me parece una burla al intelecto. Cómo se les ocurre poner cuadros explicativos con teorías sociológicas en un supuesto museo público gratuito, abierto para todo el público. Y volvemos nuevamente a lo mismo. Luego por qué nos quejamos de la falta de interés en la cultura que tiene el vulgo, si tampoco les damos herramientas reales de comprensión y asimilación del arte.
(En negro los dos únicos sustantivos sustanciales y comprensibles) Por qué no poner: El indio perdió sus tierras ancestrales para pasar a ser esclavo en los latifundios o en las haciendas. Perdieron sus propiedades, cambió su forma de vida y la hacienda se convirtió en un tormentoso hogar, debido a los maltratos y humillaciones que sufrían los indios por parte de sus patrones. Qué se yo, suena horrible pero se entiende. Y es lo mismo.
A dónde fueron aparar los conceptos contemporáneos de museografía. Por favor, ya es hora de respetar al público. Y si no, pongan un letrero afuera que diga: Apto solo para sociólogos y no para padres de familia que estén en proceso de formar a sus hijos.

7 comentarios:

Phosphorus dijo...

síndrome de cafetín... de ese que pocos, muy pocos "inteligentes" se salvan. Yo, como ya lo he dicho antes: simple, básica, brutal... prefiero despertarme sintiendo a mi lado el cuerpo cálido de un barman simplón y hermoso y no de un superintelectual con una biblioteca con cientos de libros bien empastados y un cerebro recalentado de tanto memorizar citas eruditas.

Dalila dijo...

Totalmente de acuerdo Phos.
Siempre me han producido desconfianza los citadores...

Eduardo Varas C dijo...

¿Eso pasó?

Chuta, qué mal...

El elitismo como gangrena o pus que brota de los dedos de quienes teclean sin misericordia sus Pc's para escribir esos bodrios que se imprimirán y serán parte de una exposición abierta al público...

¿Quieren tender puentes? Si hasta parecen el Ministerio de Obras Públicas...

¿no habrá un Tony el suizo de la cultura por ahí?

Creo que eso del museo es la cereza del pastel

Saludos

F dijo...

El intelectualismo exacerbado, el abuso de palabras rimbombates y la capacidad de complejizar las cosas más simples es patrimonio de nuestra formación educativa ecuatoriana, y lamentablemente no un vicio exclusivo de los sociólogos. Esta situación crea frustración no solo al padre de familia que lleva a su hijo al museo, sino a una masa de niños - adolescentes que ven truncadas su aspiraciones profesionales al verse sobrepadados, infravalorados, intelectualmente humillados frente a sus maestros, quienes los hacen llenar sus cuadernos de cosas que jamás usarán; maestros que se jactan y que cuelgan como estrellas los alumnos que han reprobado, pero que con su oratoria dan la impresión de ser verdaderos eruditos. Por eso es sano el ejercicio de mirarnos un rato el ombligo y decir si no estaremos cayendo en lo mismo, si no estaremos volviéndonos como aquellos maestros... (por supuesto que existen oasis en medio del desierto educacional, pero muchas veces estos se secan por que no son bien vistos a ojos del sol ministerial). Un pequeño homenaje a los grandes maestros y maestras que nos enseñaron otras cosas más que las que "debían" con lenguaje sencillo y mi mejor cara de nada a aquellos causantes de una mínima migración -estadísticamente ínfima-afortunada de estudiantes que debieron descubrir con dolor de distancia que eran aquellos maestros los equivocados.

Saludos!

Fernanda C. Toscano dijo...

La verdad me he reido bastante con este post.
Quizas porque desde mi infancia me he encontrado expuesta e los germenes de superioridad de los intelectuales que visitaban la casa.
Entre ellos puedo destacar que los peores eran los sociologos.
Y lo que me llamo siempre mas la atencion por el absurdo que constituia, era aquella consideracion de que la mayor parte de la gente es "alienada", "ignorante", etc..Y ellos, claro esta no.
Quizas tengan razon, pero episodios como el que describes (que porque escribes con encantadora gracia no resultan tan preocupantes en esencia) confirman que a esta gente lo unico que le importa es decir: Yo si se y tu no.
Creo que algo tiene que ver una cosa que dice un muy buen poeta amigo de mis viejos: Porque son chiros y feos no les queda de otra que alzarse por intelectuales.
Lo dice tambien alguien que ha sido considerada tonta solo porque no les rinde tributo.

Eneida dijo...

Mira, yo creo que eso de los museos y las cultura y las exposiciones de arte, no es lo que en verdad interesa al pueblo, a la mayoría del común de los mortales. Eso, y sobre todo, el lenguaje enredado de los críticos, curadores, historiadores del arte y demás mediadores que en vez de acalrar, confunden más las cosas. Lo que verdaderamente interesa al público, a las masas, son cosas como estas: La princesa Letizia espera su segundo hijo para mayo. Los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, esperan para mayo el nacimiento de su segundo hijo, informó este lunes la Casa Real española.

La princesa, esposa del heredero de la Corona española, "está embarazada de su segundo hijo y será para primeros de mayo", dijeron fuentes de la Casa Real.

Los príncipes ya son padres de una niña, la infanta Leonor, nacida el 31 de octubre de 2005.

Dalila dijo...

Frases con las que gocé sanamente:

De Eduardo: ¿No habrá un Tony el Suizo de la cultura por ahí?

De F: "Mi mejor cara de nada a..."
(Me hizo acuerdo a una agencia argentina de modelos freak, en donde tenían al "cara de nada")

De Fernanda:"Yo sí sé y tú no" Genial alegoría de las peleas de segundo grado, hoy tercero de básica.
Y la ganadora (de alguien que desconozco): "Porque son chiros y feos no les queda de otra que alzarse por intelectuales". Totalemente de acuerdo. Uno se debate entre la disyuntiva del cerebro y la carne. Mmm, como Phos, pues en varios casos es mejor un sexy barman a un horrendo intelectual. Nos la tocó difícil a las chicas ¿ah? Si a uno también le interesa la belleza sin más ni más.

Y cuándo nacerá pues el guagua Borbón...